Descargar libro

BlogBio

La estrategia BanCO2, no será suficiente


Publicado: 2 de mayo de 2017
tags: Cambio climático,  

 Por: Wilmar Múnera

 

Aun cuando los objetivos de un proyecto son claros, una buena planeación para la ejecución de programas y actividades es igualmente relevante.

 

Las recientes iniciativas de las Corporaciones Autónomas Regionales (CARs) con el apoyo del sector empresarial privado y particulares buscan disminuir su huella de carbono brindando apoyo económico a propietarios de bosques naturales para que estos los mantengan y los conserven. El BanCO2 como se hace llamar la estrategia en Colombia, es también un modelo adoptado por otros países en respuesta a la convocatoria del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en el marco del Protocolo de Kyoto. Esto es verdaderamente importante y muy positivo para nuestra biodiversidad, teniendo en cuenta que las tasas de deforestación en Colombia no cesan y posiblemente se incremente considerablemente durante el postconflicto, donde las guerrillas ocupaban amplias zonas con recursos naturales bien conservados (ver artículo).

 

Actualmente las familias se postulan o son elegidas por su ubicación. Estas metodologías podrían ser efectivas en términos de conservación, si de antemano se priorizaran áreas estratégicas como AICAS, Áreas Forestales Protectoras y otras figuras que con el tiempo pueden asegurar el mantenimiento de los bosques y con ellos todas las otras formas de vida asociadas a ellos.  La creación y protección de amplios corredores que favorezcan la conectividad para el mantenimiento de la biodiversidad, pueden ser más estratégicos si se mira desde el punto de vista de especies de grandes felinos como el Jaguar y el Puma, que requieren de grandes territorios.

 

Aunque el BanCO2 favorece la conservación de los bosques, a perpetuidad las cifras por deforestación están lejos de ser detenidas mientras los seres humanos no cambiemos nuestros modelos de consumo y eso es otro tema. Sembrar más árboles y adquirir más tierras por parte del estado, también es una buena estrategia para la protección del medio ambiente y conjuntamente asegura la reducción la huella de carbono. Pagar por servicios de reforestación y mantenimiento enfrenta directamente a la deforestación, asegurando que los arboles capturarán el CO2 en un futuro venidero.

 

Otras estrategias vinculadas a modelos productivos en tierras deforestadas y abandonadas pueden representar ganancias económicas para productores, empresas, y para el medio ambiente atrapando CO2. Los cultivos de café con sombríos y cultivos de cacao son algunos ejemplos; además de ser plantaciones amigables con la biodiversidad, en particular con las aves (entre ellas muchas especies migratorias) y los mamíferos, en términos de biomasa, representa muchas toneladas de CO2, con posibilidades de que estos modelos de producción sean autosostenibles en el tiempo. Incluso el mismo PNUD reconoce algunas iniciativas similares en otras regiones del mundo como PUR Project y Alter Eco, que también gestionan el pago por huella de carbono de las empresas privadas, pero además favorecen el mantenimiento de suministros e insumos para mantener los productos, como el chocolate y el café, integrando otros factores económicos como el agroturismo y vinculando directamente a las comunidades locales.

 

Parece bastante seductor beneficiar con pago por servicios ambientales; se salda muy rápido la deuda por huella de carbono. Pero en escenarios poco sostenibles desde el punto de vista económico, político, climático y ambiental este no parece ser una solución ideal y sustentable. La meta para reducir las emisiones de CO2 y otros gases no se gana manteniendo las mismas condiciones; se requiere de capturar más carbono, es decir sembrando más árboles; y reducir las emisiones de gases procurando energías más limpias, que solo se logra apoyando la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías.

 

Las opiniones expresadas en  BlogBio son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de FAUNATIVA.

 

 

 






Síguenos y compártenos en nuestras redes sociales


La estrategia BanCO2,  no será suficiente
Regresar